FacebookTwitterInstagramYouTube
RECOMENDACIONES DE ACCESO
COMPRAR ENTRADAS
members of european arenas association
Menú
PalacioVistalegre Arena
Si hay un espacio donde todo cabe, es éste

AITOR CORRAL DE DINSTINTO MUSIC MANAGEMENT

Entrevista por Daniela Bosé (Directora General de Palacio Vistalegre)

 

AITOR CORRAL Y “BARRY”
BOOKING AGENT – PROMOTER EN DINSTINTO MUSIC MANAGEMENT

 

 

 

P: ¿Desde dónde trabajas?
R: Resido desde hace 20 años en Madrid. Ahora mismo exactamente vivo en un apartamento en el barrio de La Guindalera, lugar desde donde trabajo y donde estoy confinado .

 

P: ¿Desde cuándo llevas confinado?
R: Pues recuerdo que desde que empezó todo esto el 12 o 13 de marzo.

 

P: ¿Ha sido fácil la digitalización para trabajar en remoto?
R: No ha sido difícil porque, entre otras cosas, tampoco necesitamos de grandes medios para lograrlo y solemos y solíamos trabajar así habitualmente (en la “antigua normalidad” ).

 

P: ¿Qué aplicaciones usas más para llamadas o videollamadas?
R: El uso del teléfono para llamadas, y whatsapp y zoom (en caso de necesitarlo, porque no ha sido habitual).

 

P: ¿Existe una separación entre la vida profesional y la personal? ¿Demasiadas videollamadas?
R: No hemos realizado prácticamente ninguna videollamada porque realmente nos hemos comunicado mediante el correo  y teléfono. No nos ha hecho falta.

Realmente sí existe una separación entre lo profesional y lo personal ahora mismo. Principalmente porque lo profesional casi se extinguió y lo personal, nos lo han limitado. Por lo tanto, fue fácil tomar una decisión.
En la “antigua normalidad” no es tan fácil separar ambos ámbitos, aunque finalmente se consigue. ¡Es necesario!

 

P: ¿Cómo mantienes ahora tu relación con los artistas/compañeros/empleados?
R: Pues con compañeros vía email y teléfono para también intercambiar opiniones sobre todo esto.
Con artistas, managers, agentes , programadores, venues, etc… suele ser una comunicación vía email. Es la idea creo, sin duda.

 

P: ¿Qué efectos adversos señalarías?
R: Bueno, hay que ser positivos. No queda otra y en parte porque todo va a volver a la normalidad tarde o temprano. Creo que más pronto de lo que podríamos pensar (quizás sea una opinión demasiado optimista), pero así lo creo.

El mayor problema, evidentemente, es la incertidumbre total de todos los sectores en la que estamos, la cual no nos permite avanzar o hacerlo en todo caso con improvisación, muy poco a poco y con los riesgos que todo esto conlleva.

En cuanto a los grandes festivales de verano, que dependen en mayor parte de dinero público, en lo que al jazz – blues, etc.. se refiere (entorno donde más trabajamos), en España y parte de ellos están intentando llevar a cabo siempre y cuando se puedan cumplir esas restricciones o condiciones (las cuales tampoco están claras…), eso si, con menos presupuesto y con un cartel totalmente diferente al planeado. Entre otros motivos porque que no hay artistas “guiris”, fundamentales en la mayoría de festivales de verano en ésta línea.

Teniendo claro que ésta es solo la idea, nada en absoluto definitivo ni claro.

En el resto de Europa la mayoría de grandes festivales como North Sea, Montreux, Vienne, Blues Holland, Nice Jazz, etc. se han cancelado definitivamente.

 

P: ¿Cómo afecta en este momento y en un corto/medio plazo al negocio?
R: Pues afecta en absolutamente todo y la magnitud del cambio va a ser directamente proporcional al estado de la pandemia, de la situación de la sociedad y de la duración de la misma, evidentemente. 

Desde renegociaciones de fees, “reinventar” venues, también avanzar en otras alternativas hasta ahora menos comunes, como el streaming. Siempre acompañadas por medidas higiénicas eficaces, es muy importante.

 

P: ¿Qué le pides a las administraciones ante esta situación?
R: Sería conveniente que el Gobierno no asociara los ERTES en el caso de nuestro sector directamente al estado de alerta, si no que lo hiciese hasta que se pudiese trabajar. No se si  con 100 % aforo y toda clase / capacidad de venues, tanto recintos cerrados como al aire libre, pero si con unas condiciones objetivas y favorables.

La bajada del IVA no es conveniente, es VITAL .